El pasado martes, la joyera japonesa Ginza Tanaka dio a conocer la imponente máscara, anunciando que saldrá a la venta en la tienda insignia de la compañía en Tokio el 4 de mayo para celebrar el 40º aniversario de Star Wars. ¿El precio? Unos meros 154 millones de yenes japoneses, o alrededor de 1.4 millones de dólares. ¡Impuestos incluidos!.

Sus vendedores describen la máscara como de tamaño real, 26.5 centímetros por 30 centímetros para ser exactos. Pero en un correo electrónico, un portavoz de Ginza Tanaka señaló que: “Desafortunadamente, no se puede usar esta máscara porque es demasiado pesada”. De hecho, la Fuerza tendrá que acompañarte para que puedas levantar la máscara. Se trata de una máscara de 15 kilos de oro de 24 quilates, suficiente para aplastar fácilmente a cualquiera enemigo.

Ginza Tanaka celebra su 125º aniversario este año, dijo el portavoz, y “creó esta máscara dorada porque “Star Wars: The Last Jedi” se estrenará en diciembre, y porque la compañía simplemente quería crear el personaje icónico de la saga, Darth Vader, con oro. ”

El busto del malvado Darth Vader fue creado hace dos años, en principio para formar parte de la colección de la productora estadounidense Disney, actual propietaria de los derechos de la franquicia, según explicó entonces la gerente de relaciones públicas de Tanaka.

La joyería consideraba entonces que la réplica tenía un precio “demasiado alto como para que nadie lo compre”. También entonces puso a la venta un total de 54 lotes numerados de monedas de oro con un “diseño original” del villano.

Ahora bien. Si te estás tratando de justificar el salado precio de 1,4 millones de dólares por el casco de oro, Ginza Tanaka ya ha hecho los números por ti. Estableció el precio de un gramo de oro en alrededor de 4.900 yenes, o alrededor de 44 dólares. Eso significa que el oro de la máscara se valora por sí solo en unos 658.000 dólares, aproximadamente la mitad del precio solicitado.

Sin embargo, si la máscara se sale un poco de tu presupuesto, podrías considerar una moneda conmemorativa de oro sólido en su lugar. Un conjunto de tres se vende alrededor de 11.000 dólares, pero para eso se obtiene alrededor de 100 gramos de oro y una réplica de póster. Y la competencia por estas monedas puede llegar a ser tan feroz como te puedes imaginar. Hay sólo 77 conjuntos, un número elegido porque la primera película de Star Wars debutó en 1977.

Y si aún así no te convence, no temas. Las únicas monedas de oro de 10 gramos, una con Yoda y otra que representa una batalla con sable de luz entre Luke Skywalker y Darth Vader, cuestan alrededor de 1.200 dólares.

Otro joyero japonés creó una máscara de Darth Vader cubierta de oro en 2015, pero esta nueva es de oro sólido e representa todo el casco.